2006-10-20





Baila con ella, baila conmigo



Desde hace más de un año he sabido que bailaría tango con esta chica acá en Chile. Desde hace casi un año he sabido que lo haría en esta fecha.



¡Cómo lo he deseado!




Desde siempre he sabido que no es nada común ver a dos mujeres bailando tango en estas latitudes.

¡Eso no ha cambiado!


Desde hace poco se que sigue habiendo gente que se molesta con estos fenómenos..



Desde hace poco se que algunas mujeres lo ven con simpatía, otras con marcado disgusto y otras con tal expresión en el rostro que me parece que se esfuerzan por mostrar indiferencia a pesar de que no dejan de mirar...



¿Qué pasará por sus mentes?



Estando en otras latitudes pensé mucho en cómo iría a ser esto de tanguear entre feminas en este ambiente. En el mio – en el de las latitudes norte – es cotidiano y debo reconocer que hasta llegué a considerar la posibilidad de que alguien se molestara más de lo recomendable con nuestro atrevimiento.


Eso no ha ocurrido y aunque más de uno/a ha sacudido la cabeza en señal de desapruebo he constatado - con grata sorpresa – que dos de las muestras más efusivas de admiración han sido de parte de dos milongueros mayores; de esos que yo – prejuiciosa como aseguro no ser – me esperaba lo peor.


¿(Qué querré decir con “lo peor)?

Se busca

Busco mujeres que bailen tango... con mujeres.

'

'

'

'

Así se puede ver mi tango (y el dedo de un fotográfo anónimo ) una tarde de verano en mi ciudad...

Sobre las aguas del Estrecho de Dinamarca

y con Turning Torso vigilando nuestros pasos.

'

11 comentarios:

Noticias del Viejo Mundo dijo...

Si uno se preocupa del qué dirán, finalmente uno no puede hacer nada, sobre todo allá al fin del mundo. Ojo! que con esto no quiero decir que acá -por estas latitudes boreales como dices tú- no sean buenos para comentar o mejor dicho "pelar", ya que también lo hacen a la perfección, aunque si son algo tolerantes. Al menos en las discos santiaguinas ya parece que se acostumbraron a bailar en grupos o entre amigos o entre amigas ... algo es algo :-)
Saludos

prodigiosa dijo...

Maya: Mi hermano y yo, de chicos creíamos bailar tango, aunque mi papá no estuviera tocando ni tuviera puesto un disco, tarareábamos siempre la misma melodía y repasábamos los mismos pasos que entonces y a hora no nos atreveríamos a reproducir en una verdadera tienta tanguera (cómo debe llamarse la topada?). Total que en suecia como en el mundo habrá siempre alguien dispuesto a reconocer el valor de dos mujeres para disfrutar de un baile sin que el nombre, o el tamaño, o la edad, o el parentesco con, o el género del otro se los impida.

Maya dijo...

Prodigiosa, si tu hermano y tú "creían" bailar tango, seguro que lo hacían ya que en el tango no es tan importante "lo" que se hace sino el "cómo" se hace.

Mary Rogers dijo...

Hace unos cuantos años vi a una pareja de mujeres bailando en Baires y me pareció bonito. Yo preferiría aprender con un 'él', pero la diversidad siempre me resulta atractiva.
¡Suerte en tu búsqueda!
Un abrazo

limakaliente dijo...

recién paso por acá y ta bonito. Yo también quiero escribir como tu. Buaaaaaaa!!!!

Maya dijo...

Mary, la razón inicial por la que yo aprendí el rol del "él" fue porque en mi país somos tantas las feminas que nos dedicamos al tango y tan pocos los varones que cansada de esperar "mi turno" opté por bailar.

Si es con "el" o "ella" importa menos. Lo que me gusta es la comunicación entre dos que ofrece el tanguear...

También entiendo perfectamente a todos aquellos que le otorgan más importancia al genero al que pertenece el compañero de baile.

Un abrazo para ti también (aunque no tanguero... ;) )

Maya dijo...

Noticias del Viejo Mundo,

Como dice el tango: "Total, la gente siempre habla"!

Saludos!

Anónimo dijo...

Maya querida
cierto, en Chile eso de mujer con mujer era mal visto en mis timepos, no se como será ahora, en mis pasos por alli no fui a bailar.
Porque no invitaste al tango a Juklia en Antogfagasta?
se quedo esperando...

antonio

Anónimo dijo...

En los orígenes del tango, se bailaba de forma semi-oculta entre personas del mismo sexo como una suerte de ensayo antes del baile más público, por decirlo de alguna forma. El tango vuelve a las raíces pero sin tanta privacidad.

Saludos cordiales y te invito a visitarme cuando lo tengas a bien.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Parece que funcionó como anónimo...yo soy el del mensaje anterior.

Mis Nuevos Aires dijo...

Hola Maya Gracias por tu visita!
me encanta el tango encuentro que es un baile tan sensual.. eso si como decia mary también me encantaría aprender a bailarlo con un hombre.. no sé.. será por que el hombre te lleva y una se deja llevar..

Cariños!