2006-05-03

Mi tango y yo...


Yo tenía once años cuando una de mis hermanas mayores tendría su fiesta de cumpleaños en muestra casa allá en Santiago. Ella cumplía quince años y por la mañana de ese día recibió una bicicleta y el entonces - último LP de Los Beatles.

Yo – muy ilusionada con la fiesta y con la vida – me puse uno de sus vestidos que obviamente me quedaba muy grande, me calcé sus zapatos sin talón y con un taco demasiado alto para mi y me senté en una silla a esperar que sus amigos me sacaran a bailar. Eso era lo único que yo deseaba y ellos eran muchos!

Esperé…

Poco después de medianoche y con los ojos ya casi cerrados por el sueño vi a mi padre - luciendo su mejor sombrero y con el cigarrillo en la comisura de los labios - acercarse a mi mientras me ofrecía su mano con un gesto que no dejaba lugar a dudas.

Aquella noche, en sus brazos, di mis primeros pasos de tango.

Oh! Cómo lo odié a él, y a la música y al baile!

* * *
Yo tengo 48 años cuando una noche cualquiera entro a una tanguería acá en Malmö. Mi bicicleta la he dejado estacionada afuera del local y por la mañana del mismo día he comprado el último CD de Timbuktu. Muy ilusionada – con la noche de tango y con la vida – y llevando un pantalón a mi medida y zapatos de taco mediano, me siento a esperar que algunos de los tangueros que han llegado hasta allí, me saquen a bailar. En ese momento no deseo otra cosa y ellos son muchos!

Espero…

Poco antes de la medianoche y con ojos ya casi cerrados por el sueño, vuelvo a ver a mi padre, luciendo su mejor sombrero y con el inhalador de nicotina en la comisura de los labios, acercarse a mi mientras me ofrece su mano con un gesto que no deja lugar a dudas.

Esa noche, en sus brazos, derramo una lagrima tanguera.

Oh, cómo te amo viejo! Muchos años después de tu muerte, amo también la música y el baile.

3 comentarios:

Tornasol dijo...

Escucho arto tango... tango moderno, ese tango que viene acompañado de sonidos tridimencionales,lo nuevo,el tango electrónico.Suena Gotan,Bajo fondo en mi lista y yo me pregunto como será poder bailar semenjantes sonidos (del verdadero,claro),me traera las mismas sensaciones escuchar el tango tango, que el electrónico adictivo?
me gustaría saber que sientes tú en la diferencia =)
saludos!

Maya dijo...

Hola Tornasol!

Me has dado una gran alegría al dejar tu comentario en mi página. Lo cierto es que no lo vi hasta hoy.

Yo también escucho mucho tango y a pesar de la gran variedad que tengo en mi archivo me doy cuenta que cada vez estoy más monotemática... Para bién y para mal.
Disfruto tanto del tango tradicional como del nuevo y desde hace un tiempo, bailo ambas formas. Mejor dicho... desde hace un tiempo que estoy aprendiendo tango nuevo... Lo hago con el mismo entusiasmo y entrega, a pesar de lo físicamente diferentes que son estas dos variantes.

La diferencia mayor – para mi – no se da tanto en el hecho de que se trate de tango tradicional o nuevo, sino con quien, cómo y cuándo lo baile. Es muy difícil decir cuál me gusta más, pero creo que si tuviera que elegir... me quedaría con el tradicional para extrañar al nuevo por los siglos de los siglos...

Hace un par de semanas visitó mi ciudad el grupo Bajofondo. Yo los oí con ganas de bailar, pero como no tenía con quién hacerlo estuve muy concentrada en la música. Algunos temas los bailé con chicas que al igual que yo querían bailar y no tenían con quien. Entonces recurren a mi ya que yo también bailo el rol del hombre... Tal era mi fascinación cuando terminó el concierto que salí casi corriendo del local – al más puro estilo de Cenicienta - para no arriesgar romper el encanto conversando o bailando. Yo solo quería quedarme en ese estado mágico por más tiempo...

Luciano Supervielle y los otros muchachos cuentan con mi admiración.

Pero también me gustan los tangos del 40...

Maya dijo...

Aunque... tango nuevo es el tango de Piazzolla. Ese que llamamos erroneamente "nuevo", es tango electrónico.